Entrevista a Bernardo Rodríguez, fotoperiodista de la Agencia EFE

 

Esta entrevista que os presentamos hoy más que una entrevista es un relato, una pequeña biografía. Nos citamos con Bernardo Rodríguez una tarde en la resi, Bernardo nos hace una extensa presentación de su vida que, en algunos momentos, se ve interrumpida por nuestras preguntas curiosas. Os dejamos con el resultado.

 

BERNARDO.– Me llamo Bernardo, mi madre y mi mujer son del pueblo, Cadalso de los Vidrios. Personalmente, he venido al pueblo desde toda la vida. Mi afición desde siempre ha sido la fotografía, desde que tenía 16/17 años; pero no la fotografía de paisajes, sino el fotoperiodismo.

Cuando coges un libro, una revista, un periódico… las fotos las ha hecho un profesional que ha estudiado la carrera de Periodismo y ha elegido la rama de la fotografía. En Periodismo hay varias ramas, como sabréis, escribir, radio, fotografía, televisión…

 

Me dediqué a la fotografía sin querer, prácticamente. Tuve que dejar de estudiar de niño, aunque luego lo continué. Si coges un periódico y lees la noticia, debajo del titular aparece un nombre: EUROPA PRESS, EFE… Esos nombres son de agencias. El 80% de las noticias de los periódicos se las ha proporcionado una agencia.

Agencia EFE es la agencia oficial del Estado. También, empecé en la segunda agencia que hay en España, Europa Press, precisamente empecé el día del golpe de estado de Tejero, el 23-F. Ese día yo estaba firmando mi contrato.

En el año 1975, empecé en la Agencia EFE. Mi profesión empezó porque veía a los fotoperiodistas que salían con la cámara a hacer las fotos y pensé que quería hacer eso. Entonces, encargué que me trajeran una cámara de Alemania.

Un día, pasando por la C/Segovia, vi que una chica iba a saltar por el Viaducto, la gente le gritaba: ¡No! ¡No! ¡No!, yo veía que no podía hacer otra cosa. Cogí mi cámara y esperé y, lamentablemente, saltó. Esa fue mi primera fotografía. Esa foto se publicó en portadas de varios periódicos de España.

 

Los últimos 15 años los he dedicado, exclusivamente, a la Casa Real y a Presidencia del Gobierno, con los Reyes y los Presidentes del Gobierno. Al ser Agencia EFE la oficial es la agencia que hace las fotos para todos los medios.

 

Hace 3 años, tuve una exposición en Cadalso, ahora la acabo de quitar de Piedralaves, donde muestro algunas de estas fotos que he hecho.

Con respecto a las anécdotas, hay anécdotas que puedo contar y otras que no. Hay una periodista que quiere que escriba un libro de mis vivencias durante estos años y le he dicho que no. Para escribir un libro, hay que decir la verdad y hay cosas que no puedo decir y que me llevaré a la tumba. Ya que la Casa Real y Presidencia del Gobierno depositaron en mí esa confianza, no puedo traicionarla.

En España, solo hay 2 o 3 personas que conocemos dónde están las instalaciones secretas del Palacio de la Moncloa y una de ellas, soy yo. Claro, he tenido que firmar declaraciones juradas de que no lo puedo revelar. No puedo romper la confianza que hay en mí.

 

ALENA.- ¿En qué momento la fotografía dejó de ser una afición para ser un trabajo?

BERNARDO.– Cuando no estaba en la plantilla de fotógrafo era más una afición; pero lo he considerado siempre una profesión. Como trabajo, empecé más o menos a los 18 años.

 

He estado detenido dos veces por la Policía. Una vez, me detuvieron en Ciudad Universitaria, ¿lo conocéis? Hay unas instalaciones deportivas, ha sido el único acto en el que he hecho fotos a Franco. Me llaman y me dicen: cógete la cámara y vete que Franco está inaugurando las instalaciones deportivas de Ciudad Universitaria; me dieron un papel, que lo muestro en la exposición, que me permitía trabajar a distancia.

En un momento, al pasar cerca del coche, Rolls Royce, con la cartera donde llevaba la cámara rocé el coche. Me detuvieron y me llevaron a la Puerta del Sol, que sabéis que era la Dirección General de Seguridad. Estuve allí 12 horas, allí había presos políticos y se escuchaban como les trataban. A mí, no me tocaron.

La otra vez que me detuvieron fue porque hice fotos desde un coche a una manifestación que estaba pidiendo democracia, en la misma época.

 

ALENA.- Si no hubieras sido fotógrafo, ¿qué profesión hubieras elegido?

BERNARDO.Si no hubiera sido fotógrafo, me hubiera gustado ser arqueólogo. Luego, con el tiempo, pude visitar Machupichu, entre otros.

 

ALENA.- ¿Cuál ha sido el momento más importante que has captado?

BERNARDO.Pues, por ejemplo, el atentado de Carrero Blanco. Entonces, estaba el denominado “Proceso 1001”, ¿lo recordáis? Que estaban detenidos Marcelino Camacho y otras personas de CCOO.

Pues estaba trabajando sobre ello, subí en el autobús 27, en la Castellana y desde el autobús vi mucho jaleo y, al ser tu profesión, no te queda otra que bajarte a investigar. Llegué a Claudio Coello y me encontré el socavón, me quedé y, sin aún saber qué había pasado, hice las fotos.

Se presentó el Alcalde de Madrid, en aquel momento, Miguel Ángel García-Lomas Mata, que, para que os hagáis una idea, llevaba tapizado el coche oficial con piel de tigre. Se acercó a charco de agua y preguntó: “¿está bien señor?

Entonces, pensé: “aquí pasa algo”. Me quedé hasta que averigüé que había pasado.

 

Por ejemplo, otro momento importante que capturé fue el entierro de Enrique Tierno Galván.

Pero, me quedo con haber sido el único fotoperiodista que entró en la Antártida y fue con el Rey Juan Carlos I, en la Base Antártica Gabriel de Castilla.

Las cámaras digitales a una temperatura muy baja se bloquean; además, podéis imaginar la complejidad de llegar hasta allí. Volamos en Rey en un helicóptero y yo iba en otro. La cámara bloqueada, a 15000km de España y no poder realizar la foto.

Cuando llegué, el Rey ya se había bajado del helicóptero, así que intenté adelantar por la nieve, quedándome atrapado. El Rey me tuvo que ayudar a salir y así pude hacer la foto.

dav

Bernardo nos enseña varias fotos que porta en una carpeta: descubrimos a la Reina Sofía descalzándose los zapatos en India, al Rey Juan Carlos con Adolfo Suárez echando un pulso, a Aznar con Gadafi en su palacio. Nos enseña y cuenta anécdotas de cuando fotografío, en la Audiencia Nacional, al etarra Jon Bienzobas y éste le tiro un beso a la cámara.

Las fotos y las anécdotas se mezclan, nos enseña una foto de Emilio Botín con José Luis Rodríguez Zapatero en el despacho, nos cuenta cómo tuvo que ingeniárselas para conseguir entrar en la Casa Blanca en EEUU y fotografiar aGeorge Bush y Zapatero en una reunión del G20.

 

ALENA.- Nos cuenta, también, cuál fue su última foto importante.

BERNARDO.– Me llaman para que visitará con Mariano Rajoy y Esperanza Aguirre Móstoles, en helicóptero. En un momento dado, me piden que me baje del helicóptero para que monte un Policía. Me bajo, hago la foto y veo que el helicóptero se eleva, sobrepasa el tendido eléctrico y cae. Tengo la secuencia completa.  Esta fue una de las últimas fotos que hice.

 

Más tarde, me mandan con el actual Rey Felipe a inaugurar un centro en Texas (EEUU). Según estoy allí, me llaman para gestione un visado en la embajada de Israel, donde me cuentan que tengo que viajar después con Zapatero. Después, me llaman y me dicen que finalmente a Israel va otro compañero y me piden que me vuelva a Texas; les digo que “no, que me vuelvo a España, que me preparen la cuenta, que me jubilo, que no he visto crecer a mis hijos y que quiero parar”. Así que, al llegar a Madrid, entregué mis cámaras y hasta hoy.

 

ALENA.- Cuéntanos alguna anécdota de tu profesión que haya marcado tu vida.

BERNARDO.– Me han marcado mucho los accidentes de avión. Por ejemplo, cuando colisionaron dos aviones JUMBO en el Aeropuerto de Los Rodeos.

 

ALENA.- ¿Con qué figura o personaje famoso te has sentido más atraído?

BERNARDO.– Con Bono, de U2. Tengo una foto de él en la ONU. Iba por los pasillos de la ONU y alguien me posa el brazo por encima, descubro que es Bono. Estuve hablando con él, me tomó la dirección y me ha mandado algunas cartas a la agencia.

 

ALENA.- ¿Continúas con la fotografía a nivel aficionado?

BERNARDO.– Poco. Con el móvil, sobre todo. Participo en la página de Facebook de la Asociación de Fotógrafos de Cadalso de los Vidrios.

 

ALENA.- Sabemos que estás haciendo exposiciones de tus fotografías por la zona, ¿cómo está respondiendo el público?

BERNARDO.– La última la quité la semana pasada de Algete. Empecé en Cadalso. Con motivo del 75 aniversario de la Agencia EFE, se montó una macroexposición en Matadero Madrid, la inauguraron los Reyes y ha estado en otras comunidades e incluso en América.

Entonces, pensé en montar la mía propia. Monté la de Cadalso y luego, sucesivamente, recibí visitas de alcaldes y concejales que la querían para sus pueblos. La he tenido montada en Sotillo, Cenicientos, Cebreros, La Adrada, Algete, Piedralaves, San Martín de Valdeiglesias… Próximamente, creo que la tendré en Alcobendas, San Sebastián de los Reyes y Alcorcón, aunque aún no están las fechas confirmadas.

 

ALENA.- ¿Qué diferencias encuentras entre las técnicas fotográficas de los últimos años del siglo XX con las de principios del siglo XXI?

BERNARDO.– Cuando ibas de viaje llevabas 2 cámaras con objetivos, unos 4 kg; un juego de químicos para revelar fotos más las cubetas, otros 4 o 5 kg, y un trasmisor de fotografía de rodillo, 15kg, más tu equipaje personal, de forma que casi necesitabas un porteador.

Ahora con un teléfono móvil que se conecte, las puedes mandar desde cualquier lugar del mundo y con 4G en 45 segundos están en Madrid desde casi cualquier lugar del mundo.

Antes, ya no solo lo que tenías que llevar, sino también tenías que buscar un lugar para revelar. El cuarto de revelado ha sido una cabina telefónica, debajo de una cama o un baño público. Desde que empezaba el proceso hasta que podías tener la foto pasaban 2 horas.

 

ALENA.-  De los viajes que has hecho por motivos de trabajo, ¿alguno te ha afectado a nivel personal?

BERNARDO.– Cuando estuve en Machu Pichu, Perú. Veías a la gente llorar al llegar. A mí, como ya he comentado, me gusta el mundo de la arqueología. No solo verlo, que ya es impactante; también llegar hasta allí. Tienes que coger el tren que sale desde la ciudad hasta allí, la gente se arrodilla al llegar, los ves llorar.

Yo sufría mucho en los viajes de estar viendo cosas que la mayoría de la gente no puede ver. Pensaba: “este vecino que le gustan tanto las cosas de los indígenas no lo va a poder ver”. Me pesaba el haberlo visto yo.

La Muralla China también es impresionante. Me lo pasé muy bien allí.

 

ALENA.- ¿Has estado de corresponsal en alguna guerra?

BERNARDO.- Sí, en la guerra de Bosnia, en Afganistán y en Irak.  Estuve poco tiempo en cada una de ellas, no podías estar mucho. Una vez que Javier Solana estaba en la OTAN, nos empezó a disparar un francotirador desde un edificio y nos tuvimos que meter debajo de un tanque para protegernos. Llegaron los legionarios y nos protegieron. Es la vez que peor lo he pasado.

 

ALENA.- Ahora que estás jubilado, ¿a qué dedicas el tiempo libre?

– Principalmente, en mis nietos. Paso mucho tiempo con mis nietos y sobre todo aquí porque el padre de mi mujer, que falleció, dejo a los hijos unas viñas. Tengo una en la carretera de San Martín de Valdeiglesias con cepas y un huerto, donde planto calabacines, tomates… y así me entretengo.

Hoy, he estado en Madrid, los martes voy a pasar el día con mi padre.

 Y eso es en lo que invierto el tiempo libre.

 

Finalizamos la entrevista, alguno de nosotros comenta que ha sido la mejor entrevista que hemos hecho hasta el momento, otros comentan lo interesante que nos ha resultado… nos hemos quedado embelesados con la cantidad de historias y aventuras que nos cuenta Bernardo

Desde aquí, agradecerle que nos visitará en nuestra residencia Alena Sierra Oeste.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s